Categorías
Sin categoría

El Oeste de Berlín

El Ku’Damm El segundo centro de Berlín

BLOG > BERLÍN

Publicado 14.09.20 | Celia Martínez García

El Ku’Damm y la zona del Zoologischer Garten Leer

El reciente resurgimiento del Oeste de Berlín

El Oeste de Berlín siempre fue uno de los principales centros artísticos y de ocio de la ciudad, donde la aristocracia berlinesa solía frecuentar cafés, cines o teatros, o donde las noches mezclaban a escritores, cineastas, psicoanalistas, cabareteras y charlatanes. Los años ‘20 fueron clave para entender calles como la Kant Strasse como meca del swing o el famoso bulevar de la Kurfürstendamm, convertido en “el escaparate de Europa” durante el Segundo Imperio. Y todo ello, en torno a uno de los principales símbolos de la ciudad: la Iglesia en Memoria del Emperador Guillermo. Cuando se celebran 125 años de su inauguración, el Oeste de Berlín vuelve a ser en uno de los centros de moda de la ciudad.

Bulevar del Ku’Damm o Kurfürstendamm en el Oeste de Berlín | Foto de istockbygettyimages

De escenario de ruinas a escaparate del mundo libre

Fue el bombardeo de noviembre de 1943 el que destruyó esta iglesia y la convirtió en un símbolo del horror, en un recordatorio de la guerra, en una advertencia para la ciudad. Y como tal, quiso dejarse. Tras la guillotina ideológica que sufrió Berlín a partir de 1945, esta zona de la ciudad comenzó una transformación urbanística y cultural bajo la órbita de las potencias occidentales. Ante la premisa de que nada podía parecerse al pasado nazi, el Oeste de Berlín fue poco a poco convirtiéndose en un escaparate del mundo libre. La recuperación de la ciudad no sólo tenía que producirse, sino que además debía mostrarse al mundo, y el cine sirvió a la perfección a esos propósitos. Nuevos cines y luces de neón llenaban las calles de una zona de Berlín frecuentada ahora por estrellas de Hollywood. Por ella paseaban artistas como Alfred Hitchcock o Gregory Peck y héroes de la Guerra Fría como James Bond, acuñando una serie de “estampas de cine” donde la Iglesia volvía a ser protagonista de este escenario cultural.

Iglesia del Recuerdo o Gedächtniskirche | Foto de Schiaffinogroup

Una de las mejores zonas de tiendas de la ciudad

Pero además, en un marcado intento de diferenciarse del Este de la ciudad, algunos de los mejores lugares de compras empezaron a poblar la zona, destacando especialmente el edificio Bikini Berlin, recientemente restaurado y reconvertido en referente de moda. A pocos metros se encontraban ya los almacenes KaDeWe, que volvieron a estar activos en 1951 tras recuperarse de los daños de la guerra. Su reapertura simbolizó la recuperación imparable del Oeste de Berlín, haciendo del conjunto de estas calles una de las mejores zonas comerciales de la ciudad. A esto además ha de añadirse la avenida Kurfürstendamm con sus boutiques y firmas de lujo ubicadas en algunos de los más imponentes edificios de principios de siglo.

Centro comercial KaDeWe en Kurfürstendamm | Foto de istockbygettyimages

A día de hoy, la zona Oeste de Berlín permite disfrutar de todo esto, ya que es una herencia de las diferentes transformaciones que ha sufrido la ciudad. Desde la Reunificación Alemana, y especialmente en los últimos años, ha sido objeto de un importante resurgimiento urbanístico que se puede observar también en la cantidad (y calidad) de sus nuevos hoteles. Algunos de sus edificios obsoletos de los años ‘70 han sido sustituidos por un concepto de modernidad arquitectónica manifestada en la altura y el cristal. Y todo el conjunto de calles que rodean la icónica Iglesia ofrece compras, restaurantes, cafés, ocio y algo muy berlinés: espacios verdes en el Tiergarten, el pulmón de la ciudad. En un constante estado de cambio, el Oeste de Berlín permite disfrutar de los contrastes y la casi infinita oferta de la ciudad en una de las zonas que más ha mejorado en los últimos años.

Celia Martínez García| Guía local de Berlín